Tours en Petra: Planes, aventuras, experiencias...

Historia y patrimonio

Los templos de Petra

Los templos de Petra

Los fascinantes templos de Petra

La maravillosa ciudad de Petra cuenta con multitud de lugares culturales y religiosos de destacada significación. Los templos que se han conservado son diversos y fascinantes, y es imprescindible visitar varios de ellos para comprender más de cerca la importancia que tenía la religión en la antigüedad, especialmente para los nabateos. Dos de los templos más relevantes y de gran interés fueron el denominado Gran Templo y el Templo de los Leones. Su grandiosidad y su trascendencia en la antigüedad los convierten en zona de paso obligado para los visitantes. Pero los lugares sagrados construidos en la localidad fueron muchos, algunos de función aún no del todo conocida, como es el caso del llamado Templo del Jardín.


Gran Templo

El complejo que conforma el Gran templo es uno de los más relevantes de la localidad. Las excavaciones de esta zona comenzaron en el siglo XX, poco después de que fuera descubierto. La mayor parte de ellas han sido llevadas a cabo por la Universidad de Brown, con el apoyo de las autoridades jordanas.

El templo mide unos 18 metros de alto, por 28 de ancho y 40 de longitud. Su construcción parece que se realizó en el siglo I a. C., con un estilo clásico nabateo y con cierta mezcla de elementos griegos. Se siguió utilizando como lugar sagrado incluso en época bizantina, aunque posteriormente cayó en el olvido.

Este gran complejo se compone de un acceso monumental, el denominado temenos, y de un área sagrada circundante, compuesta por uno 7000 metros cuadrados en total. En esta extensión se encuentra una exedra, de estructura semicircular, flanqueada por escaleras, precediendo el recinto del templo mismo.

En la zona de la entrada se hallaban columnas triples en sus lados con adoquines de piedra caliza que cubrían un extenso y rico sistema de canalización del agua. El templo propiamente dicho se componía de una fachada con cuatro columnas frontales de grandes dimensiones y con paredes exteriores solidas. Presentaba una decoración rica de frisos florales y con capiteles con hojas de acanto, típico del estilo helenístico, combinando así una diversidad de elementos de los dos estilos. Parte de esta aún se conserva.


Templo de los Leones Alados

Este templo se halló en 1973. Tras su descubrimiento se empezaron a desarrollar excavaciones que permitieron sacarlo a la luz; asimismo se fomentaron las diversas labores de conservación para preservarlo.

El santuario parece que estaba dedicado a dos divinidades nabateas, Dhu-shara y al-‘Uzza, que fueron asimiladas con Isis y Osiris. Es por ello por lo que dentro del recinto se encontraron estatuillas que se identificaron posiblemente con esta pareja de divinidades, fechadas en el VI a. C.

El acceso al santuario está precedido por una fastuosa abertura monumental que se compone de una doble columnata.

El santuario en sí presenta un pórtico columnado in antis, de unos casi 10 metros de largo. La gran entrada conduce a una sala cuadrada con dos filas de columnas y varias de ellas adosadas. En el umbral se localiza una plataforma sobre la que se encuentra un altar, rodeado de escalones que permitían su acceso. Con toda probabilidad, alrededor de esta plataforma, se sucederían las procesiones religiosas que terminarían realizando el ritual pertinente en el altar dedicado a las divinidades.

En la parte trasera de la plataforma se encontraba un nicho que seguramente serviría para depositar las ofrendas.

Las columnas del conjunto interior se realizaron con mármol marrón y blanco. Presentan una decoración elaborada en sus capiteles, con representaciones de leones alados, de donde toma el nombre el santuario. Asimismo, había diversas decoraciones en las paredes realizadas con mármoles y estucos. Eran representaciones de mascaras teatrales, cabezas humanas y diseños florales.


El templo del Jardín

Este otro edificio se encuentra cercano a la tumba del soldado romano.

Aunque se denomina templo aún se desconoce con seguridad su verdadera función y utilización. Parece que formó parte de algún sistema de agua de los nabateos, ya que a su derecha presenta un muro de dimensiones considerables que parece ser que tenía la función de contención, creando un depósito de agua natural. Se cree que se almacenaba así parte del agua de la ciudad, bien con propósitos prácticos, y para ser usada por todos los ciudadanos; o bien para proporcionar el agua necesaria para los rituales y abluciones religiosas.


 

¿Te gustó este reportaje?

Haz click en una estrella para votar

Nota media 0 / 5. Recuento de votos 0

No votes so far! Be the first to rate this post.

Reportajes relacionados
Historia y patrimonio

Visión general de Petra y su historia

Historia y patrimonio

El Desfiladero y el Tesoro de Petra

Historia y patrimonio

El Monasterio de Petra

Historia y patrimonio

Los Museos de Petra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *